Poemas de la nostalgia

Nostalgia y melancolía son

compañía de poetas

sentimientos que nos inspiran

para juntar cuatro letras



martes, 22 de marzo de 2011

CASTILLA
Te sustrajo un viento marino
del silencio absoluto del agua salada
asiendo tu brazo de ocre y verde
aliento de una piedra abandonada.

Aferrada al suelo y por corrientes esculpida
escuchas atenta del viento su balada
mientras multiplicas de verde la llanura
rompiendo la tristeza infinita de la nada.

No abandonas la tierra que te acoge
con la fruta por mil soles madurada
alimentas a los dioses y a la luna
y pintas de color la madrugada.
                                                     Zero Juglar         1987
CUANDO YA NO ESTÉ
Quiero ser ceniza al viento
de mil caballos al galope
un recuerdo del pasado
en las hojas secas del roble.
Y cuando sobre mi llore
sus lágrimas el otoño,
y cuando torne el ocaso
sobre mi tumba la noche,
un soplo de mi memoria
junto a tu almohada repose.
                                              Zero Juglar     2011
La Mancha
Vasta, seca y ancha
de uva, viento y nada
herida de surcos y arada,
el alma vive en la Mancha.

Amapolas rojas al viento
y al sol de la Mancha,
trigo limpio que ofrece
su vasto campo germinado.

Del sol el rayo florecido
en el tallo de una flor muerta
y esculpido en medio de la huerta
el tronco de un árbol abatido.

Mientras el viento dibuja
en el lienzo de oro de la Mancha
la sombra animada de una nube
y el tiempo se detiene.

Vasta, seca y ancha                                           
de uva, viento y nada
herida de surcos y arada,
el alma vive en la Mancha.
                 Zero Juglar    1987
Pájaro de plata
Yo vi un pájaro de plata
elevándose hasta el cielo
entre besos de nube blanca
quería llegar el primero
para alcanzar las estrellas
brillantes del firmamento
y confundirse entre ellas
para vivir en sus cuentos.

De plata eran sus plumas,
de plata era su aliento,
de plata era la bruma,
de plata sus alas al viento.
De plata también la espuma
que iba dejando su vuelo,
diadema de plata en la luna
estela de plata en el cielo.
                    Zero Juglar  1987
Camino al Cielo
Pregunté a una estrella
qué tiempo llevaba
el camino hasta el Cielo
para ir junto a ella
cabalgando a la muerte
en su caballo de acero
apuntando hacia mi
con su unicornio de hierro.

Y cuando en mi se fijaran
sus ojos tan fieros
compañera tendría
en mi camino hasta el cielo.
                     Zero Juglar   1986
Sueños
Sueños, son solo sueños
y por mis sueños me muero,
pero solo son sueños al fin
que acaban cuando despierto.
                   Zero Juglar          1986
Ella
Grácil figura, esbelta silueta
el sol recorta su imagen tan bella
el viento jugando en su pelo
improvisada veleta
que muriendo de celos
a los hombres confunde
luchando por ella.

Ella cubre su cuerpo de luto,
ella cubre su rostro de velos
y cede a la vida un minuto
rezando por ellos.

Mientras otros siguen luchando
su vida dando por ella
ajenos a que sigue amando
al único que no la vio bella.
                      Zero Juglar  1986
SILENCIO
¡Silencio!
que nadie hable,
que pare la música
que nadie se atreva
a romperme la única
alegría, que beban
pero que no griten
por favor
no maten mi vida
no maten mi amor.
¡Silencio!
Respeten su partida
que ella ha muerto
¡Pero no! Que vive,
si, que vive, de verdad,
que ella ha vuelto,
no la maten por piedad.

Déjenme solo, quiero escucharla
está dormida, solo es sopor.
Déjenme solo, quiero besarla.
Déjenme solo por favor.
                         Zero Juglar      1985
El vagabundo
Cuando el rio acoja en su cauce profundo
el cuerpo inerte, viejo y destrozado
de aquel bendito anciano vagabundo;
cuando hayan en la orilla las flores marchitado
y los vientos azoten la corteza de este mundo,
llorarán los hombres desolados
y la tierra morirá cada segundo.

Él, que para mirar a la vida pasar
se sentaba en su banco desvencijado.
Él, que por mirar la vida sin cesar
murió sin vivirla abandonado.
¿Quién llorará en la tierra su muerte?
¿Quién cargará su ataúd tan pesado?
¿Quién sabe cuál será ahora su suerte?
¿Quién? Si lo hemos matado
                                                             Zero Juglar  1985